Nacido en Mercy Hospital, Criado en el Este de San Diego, Graduado de la Escuela Secundaria “Uni” y Harvard.

Ex-maestro, hoy Viceprocurador Municipal, Con Soluciones y Estrategias para Hoy y Mañana.

Apoye a Raul Hoy Mismo

$3 $10 $25 $50 Donar

El porqué me estoy postulando para oficina pública

El trabajar duro, Decir la verdad, y Escuchar a nuestra comunidad

Déjenme contarles sobre mis héroes.

Mi mamá, mi papá y mi hermano mayor me ayudaron llevándome a la escuela por la mañana 30 minutos de camino—levantándome antes del amanecer para poder aprovechar la oportunidad de una mejor educación. A veces me dejaban estudiar en el largo viaje para poder mantener mis altas calificaciones. Sin embargo, lo más importante para mí es que me contaban historias que me enseñaron mucho sobre la fe y los valores familiares con los que hoy vivo cada día.

Mi madre ha trabajado como secretaria por más de 45 años en el mismo negocio, conduciendo una hora cada tramo del camino, por la mañana y por la tarde por décadas, y aún así quiere seguir trabajando.

Mi padre ha sido abogado de inmigración por más de 40 años, dirigiendo su propio negocio, y ha ayudado a miles de personas a lograr el sueño americano. Aún así, nunca se perdió uno solo de mis juegos de béisbol.

Mi hermano ya no está con nosotros, pero toda su vida me enseñó a ser fiel a mí mismo y a defender a los demás, tal como siempre lo hizo por mí.

Estos son mis héroes, y su ejemplo inculcó estos valores en mí: El trabajar duro, decir la verdad, y escuchar a nuestra comunidad.

Esta es mi promesa a usted y a mi visión de cómo podemos hacer que el gobierno municipal funcione en el Distrito 7.

San Diego es una ciudad de clase mundial, pero crece el número de ciudadanos que luchan para poder vivir aquí, que luchan por llegar a casa a una hora razonable, y que luchan para ver que su compromiso con la educación, el trabajo duro y el ser buenos vecinos se refleje en el progreso para sus familias.

Tengo fe de que podemos resolver estos problemas con nueva energía, ideas audaces e inversiones a largo plazo en nuestros ciudadanos, trabajando juntos con honestidad y mentalidad abierta. Creo que las mejores soluciones provienen de las personas que luchan a diario. Te encontraré en la puerta de tu hogar para escuchar todas tus ideas, porque mi objetivo es hacer lo mejor que pueda para los habitantes de San Diego. Estoy preparado, con fe en la gente de nuestra gran ciudad y la energía para llevar a cabo esta visión, con soluciones y estrategias para hoy y mañana.

Prioridades

Tus Prioridades son Mis Prioridades

Los habitantes de San Diego trabajan duro y merecen un gobierno que ofrezca resultados ahora y planes para el futuro. El rol principal de cualquier concejal de la ciudad es de escuchar a cada voz en la comunidad para resolver problemas, garantizar un vecindario más seguro y brindar servicios públicos rápidamente, ya que sus prioridades deben ser las prioridades del gobierno. Así que he hecho justo eso. Esto es lo que he escuchado de innumerables residentes del Distrito 7:

Lograr el progreso económico incentivando la inversión, reduciendo los altos costos de alquiler de viviendas y abordando la falta de vivienda:

Los residentes de San Diego quieren poder vivir en San Diego y quieren ayudar a sus conciudadanos a salir de las calles y regresar a vidas productivas. Necesitamos abogar por la creación de una Zona de Oportunidad económica federal en nuestro distrito, reducir las tarifas de permisos para nuevas construcciones, proporcionar incentivos financieros para construir unidades a precios asequibles y crear soluciones innovadoras con servicios completos como un primer paso asequible para salir de la falta de vivienda.

Re-pavimentar caminos, volver a pintar calles, volver a verter las aceras y renovar la infraestructura para apoyar el Plan de Acción Climática de San Diego:

Los recursos compartidos del Distrito 7 deben abordarse (y abordarse rápidamente) para reducir accidentes, lesiones y posibles incendios mientras se disminuye el tráfico, se mejora el transporte, se reducen las emisiones de carbono, y manteniendo la belleza de nuestros barrios.

Ayudar a San Diego a garantizar la seguridad pública:

Actualmente SDPD tiene 250 oficiales menos del número requerido y 600 ofíciales adicionales serán elegibles para jubilarse para el año 2022. Si no abordamos este problema ahora, nos estaremos enfrentando a un desastre de seguridad pública. Es necesario reclutar e incentivar a más oficiales a que se unan a SDPD y a que permanezcan con el SDPD, mientras nos aseguramos de que el reclutamiento, la capacitación y la participación de la comunidad esté centrado en construir puentes entre la policía y nuestros vecindarios. También debemos abordar la violencia armada en San Diego, un asunto en el que he trabajado como fiscal en la Fiscalía de la ciudad y el cual lidera el estado en el área de las órdenes de restricción de la violencia armada (GVROs).

Planificar de forma inteligente el nuevo estadio / SDSU West zone:

SDSU West formará parte del Distrito 7. Debemos asegurarnos de que este proyecto sea planeado para tener éxito durante los próximos cincuenta años presionando a SDSU para que el alojamiento asequible para estudiantes como parte del nuevo campus sea una prioridad, una red de tráfico y transporte eficaz, un parque fluvial limpio y seguro, y una experiencia deportiva asequible para todos los habitantes de la ciudad de San Diego, todo construido con protecciones laborales y salariales.

Mi Historia

La fe y familia en San Diego

Como bisnieto de inmigrantes y como un nativo de San Diego, me postulo para el Concejo Municipal en el Distrito 7. Estoy consciente que tengo un legado que cumplir, una comunidad que representar fielmente y grandes desafíos que resolver.

Me gradué de Universidad de San Diego High School en Linda Vista, donde aprendí que la verdadera medida de la fe es el servicio a la comunidad. Gracias al apoyo de mis maestros y mi familia, asistí a la Universidad de Harvard, donde obtuve licenciatura en gobierno y trabajé como voluntario en numerosas campañas, incluyendo la elección del presidente Obama en 2008.

Al escuchar el llamado al servicio público, me convertí en maestro de escuela pública de quinto grado en un barrio de bajos ingresos en Las Vegas, Nevada. Fue allí donde aprendí que los estudiantes no solo enfrentaban problemas educativos, sino que venían a la escuela desnutridos, provenientes de entornos domésticos inestables y con poca confianza en instituciones gubernamentales. Esa experiencia me enseñó que los problemas complejos requieren soluciones integrales para garantizar que la comunidad y nuestra juventud tengan la oportunidad de alcanzar su potencial. Inspirado por mis colegas y mis alumnos, tomé la decisión de obtener mi licenciatura en derecho en la Escuela de Derecho de Harvard y me comprometí con un propósito más alto de incluir a todos en la construcción de nuestra sociedad.

En 2014, me integré al bufete jurídico internacional de O'Melveny & Myers en Los Ángeles, desempeñando litigios complejos e investigaciones de varias empresas de Fortune 500 en las industrias de la salud, los farmacéuticos y automotriz, así como dedicando un tiempo significativo brindando servicios legales gratuitos a los inmigrantes y a sobrevivientes de violencia doméstica.

En abril de 2016, fui contratado por la campaña presidencial de Hillary Clinton en su sede nacional en Brooklyn, participando en la lucha por un gobierno inclusivo y efectivo. Aunque nos quedamos cortos, regresé a California con la certeza de que el lugar correcto para luchar por mis valores y comprometerme al servicio público se encontraba justo aquí en casa.

El año pasado, comencé a servir a nuestros ciudadanos en la oficina del fiscal de la ciudad de San Diego, entre otras actividades procesando todo tipo de delitos así como obteniendo restitución para las víctimas de delitos. Dentro de los tribunales he sido testigo de primera mano de los efectos drásticos de la crisis de vivienda y veo a diario lo que funciona y lo que no funciona para resolver nuestros retos más difíciles.

Como propietario de casa en Mission Valley a lo largo de Friars Road, vivo a solo unos minutos de donde fui a la escuela secundaria, donde crecí yendo a los juegos de Los Padres, y donde soy feligrés en la Misión, leyendo en la misa Dominical.

Nuestra campaña busca elevarse por encima de lo que es la política y pretende hacer de la política lo que debería ser: un proceso para servir a todos los ciudadanos con honestidad, pasión y una miente abierta. Humildemente le pido su voto y su voz mientras trabajamos juntos para proporcionar soluciones y estrategias para hoy y mañana en el Distrito 7.